Educación y niñas. Esa no es la revolución.

 In Educació transformadora

Voy a hacer algo que
normalmente critico, hablar de una película antes de haberla
visto.
( Espero me perdonéis, me pueden las ganas ) En concreto, sobre el
documental 10×10 Girl Rising perteneciente a una campaña de
sensibilización sobre educación y chicas alrededor del mundo,
aprovechando el “tirón” Malala ( queden claros mis más
infinitos respetos para ella ). El film está producido en Estados
Unidos, financiado por Intel Corporation y amparado por dos
grandes
organizaciones no gubernamentales que trabajan a nivel global
infancia y educación.
Empieza diciendo “Esta noche la chica
más valiente del mundo…” y comienzan a aparecer imágenes
preciosas de niñas y chicas preciosas, llenas de vida y color que
según la voz que las presenta “por fin, han entendido que educarse
es importante y luchan por ello” A partir de ahí construyen a una
Amina de Afghanistan obligada a casarse con 11 años, a Yasmin de
Egipto que no asiste a la escuela, a Senna de Perú que mira con
melancolía a sus compañeras jugar, a Suma de Nepal atrapada por un
supuesto maestro, a Ruksana de India lavando platos sin luz del
sol,
a Mariama de Sierra Leona sentada en el suelo en una estancia
desolada, a Azmera de Etiopía que deambula solitaria por una calle
cualquiera, a Sokha de Cambodja que es explotada en un
espectáculo…y ahí aparece el texto definitivo “Una revolución
ha empezado y nadie la podrá parar” Y finalizan poniéndole cara a
la esperanza con Hadley de Haití que reivindica su derecho a
seguir
estudiando a una maestra que no la acepta en la escuela
improvisada
post-terremoto. Y empiezo a pensar qué pensaran esas chicas de nosotros, los
espectadores del vídeo, cuando crezcan y se hagan mayores. Dejadme
imaginar.

A lo mejor la revolución para Amina
sería que los soldados extranjeros que violaban a sus compañeras
estuvieran en la cárcel. A lo mejor paraYasmin sería juzgar a
los
cómplices de países amigos que encubrían las actividades del
gobernante que no la dejó escolarizar. A lo mejor para Senna
sería
que la empresa que destruyó el territorio donde vivía con su
família y les obligó a desplazarse pagara por ello. A lo mejor
para
Ruksana sería que le pagáramos a su madre por cosernos la ropa
más
dinero del que necesita para comer. A lo mejor para Mariama
sería
ver que no compramos diamantes manchados de sangre. A lo mejor
para
Azmera sería ver prohibidas las operaciones financieras que
especulan con su comida. A lo mejor para Sokha sería que
juzgáramos
a nuestros compatriotas turistas que las violan cuando acaba el
espectáculo. Y a lo mejor para Hadley sería que le pagáramos la
deuda que adquirimos con ella el día que nos hicimos fotos
prometiendo ayuda. A lo mejor la maldita revolución no ha
empezado.
Recommended Posts
Showing 3 comments
  • Avatar
    Anònim
    Respon

    Gracias por este post!
    Por echar más leña al fuego, yo al ver el vídeo me quede pensando en todas las mujeres y niñas que han muerto luchando antes por sus derechos incluido el de estudiar… Que pasa que ahora que los blanquitos del norte hemos salvado a una ¡a UNA! Y ya tenemos que pregonar que tras siglos de ignorancia ahora se han dado cuenta que tienen que educarse… Seguimos con nuestroneocolonialismo paternalista y maternalista (cada uno en su rol)

    Vergüenza. Cuando las ONGs superen el colonialismo. Cuando dejen de mirarse a si mismas como las salvadoras para empezar a mirarse con sus "ayudados" como compañeros solidarios de un mismo camino… solo entonces, empezaremos a cambiar las cosas que han de ser cambiadas…

  • Avatar
    Mariano M
    Respon

    Primero, decir que no todas las ONG son iguales, algunas enfocan sus esfuerzos a un trabajo de transformación participativo y sostenible aquí y allá. No se trata de dividir al mundo en Norte, Sur, desarrollados, subdesarrollados, sino encontrar las CAUSAS del sufrimiento de las PERSONAS aquí y allá. Cuando hacemos eso nos damos cuenta que la revolución comienza por los cambios que tenemos que hacer en lo más próximo y en aprender a influir en niveles de decisión regionales y globales (provención).
    Del video, decir que es como la segunda parte del Kony y que evidentemente la ética del equipo realizador deja mucho que decir si han inventado los personajes con tópicos de pobreza de toda la vida. Esa manipulación sensiblera es denunciable, ejemplos:
    http://www.youtube.com/watch?v=x-mzeZ6fQcE&list=PLFCAA1C9F5755B266&index=26
    Ah y sobre los ejemplos de revolución, pongamos también que la revolución comenzará cuando las actrices que han puesto voz a las niñas dejen de participar de la industria que cosifica a las personas y alimenta un culto a la imagen, además de hacer apología de las grandes multinacionales que empobrecen a grandes sectores de la población mundial

Leave a Comment

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.